Menu horizontal

Botones sociales desplegables

martes, 13 de junio de 2017

Un cuento de Nueva York

El trabajo por proyectos del cole en la etapa de infantil me parece una manera ideal de abrir la mente de los niños, es increíble lo que pueden llegar a aprender gracias a este método. Nosotros hicimos este "Cuento sobre Nueva York", que acompañamos con marionetas de los personajes y del barco de vapor hechas por nosotros (dibujadas, recortadas y por detrás pusimos una cañita gruesa para moverlas), hicimos un mural con el cuento impreso con fotos y fue mi hijo de cinco años con sus marionetas, el que lo contó en la clase de forma resumida a sus compañeros. Tengo que reconocer que Nueva York nunca me fascinó, pero fue poner un pie en Manhattan y que esta ciudad me dejase enamora de por vida. I love New York. Allá va el cuento...


"Hace más de cien años en el mundo pasaron muchas cosas que hicieron que muchas personas tuviesen que buscar una vida mejor. La gente pensó  que América era un lugar ideal para mudarse porque era muy grande, había muchas tierras para cultivar y grandes ríos para regar y pescar, además vivían pocas personas, así que había sitio para muchos más. De esta forma, muchas familias de países y culturas distintas decidieron ir a vivir a América.


Chen era un niño Chino que vivía con su familia en Pekín, la capital de China. En China cada vez había más personas, menos espacio, menos trabajo y era más difícil encontrar comida para todos. Así que el papá de Chen, buscando una vida mejor para su familia, decidió que todos embarcarían en un enorme barco de vapor rumbo a América.

123rf.com

Chen y su familia cruzaron los mares dentro del barco. Antes los viajes eran mucho más lentos, porque los barcos no eran tan modernos como los de ahora y además hacían muchas paradas para recoger a personas de muchos lugares.

Así llegó el barco a Italia y en él montaron Antonino, su hermana Bimba y toda su familia. ¿Por qué? Pues porque en Europa había habido una guerra, las personas se habían peleado unas con otras, habían roto muchas cosas y muchos papás se habían quedado sin trabajo. Así que el papá de Antonino y Bimba decidió montarse en el barco y buscar un futuro mejor en América.

pintardibujo.com

De camino hacía América el barco paró en Irlanda y allí montó Ian con toda su familia. En Irlanda un pequeño bichito había entrado en los huertos y se había comido todas las plantas de patatas. Los Irlandeses necesitaban muchísimo la patata porque era su alimento principal, así que imaginaros, si el bichito se había comido todas las plantas de patatas, no había podido crecer ninguna y la gente no tenía nada que comer, así que muchas familias irlandesas decidieron irse a América.

Este es el Ian que dibujamos de la web educima.com

Chen, Bimba, Antonino e Ian se hicieron amigos en el barco, el viaje fue largo, hubo tormentas, el mar rugió y el viento se lo puso difícil, pero por fin llegaron a América.

Lo primero que todos vieron de América desde el barco fue la Estatua de la Libertad, una enorme estatua de una señora con una antorcha en la mano, la señora libertad, para que todo el mundo supiese que América es un país libre en el que todas las personas son respetadas.

pexels.com

Esta foto me encanta: mimundoenunamaleta.com

Junto a la Isla de la Libertad, donde está la estatua, hay otra Isla que se llama la Isla de Ellis. En la Isla de Ellis paraban todos los barcos que llegaban de todo el mundo, la gente se bajaba, tenía que enseñar su carnet y demostrar que no eran malas personas (ni ladrones, ni robones...). Si no eran malas personas los dejaban entrar en América. Y ¿sabéis como se llamaba la primera ciudad que pisaban al llegar a América? Pues era Nueva Yok.

Isla de la Libertad con la Isla de Ellis al fondo (by ceglearn.it)

La gente al llegar buscaba a otras personas que conocía, por ello los italianos buscaban a los italianos, los irlandeses a los irlandeses, los chinos a los chinos.... Y por eso así se formaron distintos barrios en la ciudad con gente que venía de un mismo lugar. Así, en Nueva York, en un gran barrio llamado Manhattan, se formó un pequeño barrio chino llamado Chinatown (Pueblo de China), un pequeño barrio irlandés llamado Five Points (cinco puntos) y un pequeño barrio Italiano llamo Little Italy (la pequeña Italia).

Chicaburbujas.com

Pero Chen, Antonino, Bimba e Ian estaban muy tristes. Se habían hecho amigos en el barco, pero al llegar a Nueva York y vivir cada uno en un barrio distinto dentro del gran barrio de Manhattan, con culturas y coles diferentes, nunca se podían ver para jugar juntos. Era un rollo, no estaba bien que los chinos sólo estuviesen con los chinos, que los italianos sólo con los italianos.... era mucho más divertido que todos pudiesen jugar juntos, que descubrieran cosas importantes unos de otros. Así que un día se armaron de valor, hablaron con sus papás y les dijeron que ya estaba bien, que había que mezclarse, que querían ir todos al mismo cole y sus papás decidieron que tenían razón, que era mucho mejor mezclarse y aprender unos de otros. De esta forma Antonino y Bimba enseñaron a sus amigos a hacer pizzas, Chen los enseñó a comer con palillos e Ian les enseñó los secretos de los tréboles y las plantas irlandesas.


Hoy en día en Nueva York siguen existiendo estos barrios, el barrio Chino, el barrio Irlandés y el Italiano, pero ya gracias a los amigos del barco, viven todos mezclados intentado estar en armonía y aprendiendo cosas unos de otros".


No hay comentarios :

Publicar un comentario