Menu horizontal

Botones sociales desplegables

domingo, 7 de junio de 2015

Receta de cuscús fácil para los niños 'soñar con viajes'

"Mentes viajeras, estómagos viajeros", creemos que este lema es fundamental para viajar y mezclarse con la gente local. Así que enseñar a los niños otras formas de vida mediante la alimentación puede ser enriquecedor.
El cuscús no es más que sémola de trigo, es un alimento de origen bereber que significa redondito, es el plato principal de muchos pueblos del norte de Africa. A mis hijos les encanta por su textura suave,  porque como es muy fácil de preparar ellos me ayudan siempre a hacerlo, además sus bolitas ayudan a inventar juegos (el suelo de mi casa tras comer cuscús termina todo lleno de bolitas) y porque abre su imaginación (mi hijo mayor sabe que es un alimento que se come en Africa, entonces mientras lo come empieza a recordar muy orgulloso nuestro viaje a Marruecos, que montó en camello y a  enmarañar historias preguntando cosas sobre Africa, el río Nilo, cocodrilos, leones de la sabana...).
Nuestra receta es muy fácil, el cuscús se puede hacer de muchas maneras pero yo lo hago la mayoría de las veces de esta forma sencilla, porque es rápido, a mis hijos les gusta y me sirve para acompañar el pescado de las cenas. ¡Anisss que difícil es planificar las cenas para que coman los peques bien y sano!

Ingredientes:
-Un vaso de cuscús (yo lo compro ecológico e integral a granel)
-Misma cantidad de agua o un poquitín más (un vaso de agua)
-Un chorreón de aceite de oliva y una pizca de sal
-Media cucharadita de curry (pensé que el curry iba a ser un problema para mis hijos, pero me equivoqué, les encanta a ambos y es una buena forma de irlos acostumbrando a sabores distintos)

Prepración: 
Cogemos la misma medida de cuscús que de agua (yo pongo un pelín de agua más).
Reservamos el cuscús y lo echamos en un recipiente hondo.
El agua la ponemos a hervir junto con el chorrito de aceite y un poquito de sal.
Cuando esté hirviendo cogemos el agua y la echamos sobre el cuscús reservado. Tapamos el recipiente con un plato y lo dejamos reposar 3 ó 4 minutos.
Al quitar el plato vemos como las bolitas se han hinchado un poco. Cogemos una sartén con unas gotitas de aceite y pasamos un poco el cuscús junto con media cucharadita de curry.
Y ya está, tenemos nuestro cuscús listo en cinco minutos. Yo como os contaba lo suelo acompañar de pescado que a mis hijos les encanta, en este caso para cenar hemos hecho Brecas al horno.



Aquí podéis ver a mi peque que con poco más de un año ya comía cuscús con su cuchara, pero lo de la cuchara con el cuscús siempre le dura un rato, a la cuchara le sigue cogerlos con la mano y comerlos así y el paso siguiente es cogerlos con la mano y jugar a tirar bolitas por todos lados. ¡Y lo bien que se lo pasa!

No hay comentarios :

Publicar un comentario