Menu horizontal

Botones sociales desplegables

martes, 28 de abril de 2015

Proteger nuestros ojos y los de nuestros hijos de las nuevas tecnologías

Estos días en la Toscana he descubierto muchas cosas nuevas no solo sobre viajes. Como compañero de ruta hemos tenido un buen amigo especialista en el campo de la visión, en concreto en los problemas de la retina y, nunca mejor dicho, me ha abierto los ojos ante un tema muy serio al que no damos importancia. Me refiero a el uso y abuso de la tecnología que hacemos los padres de hoy en día y en las repercusiones que ello puede conllevar para nuestros hijos en un futuro. Hoy os voy a hablar un poco del tema de forma sencilla, con lo que yo he sacado en claro, con mis palabras, sin tecnicismos. Os hablo como mamá preocupada por el tema, para que todos nos entendamos, sepamos a que nos enfrentamos y como se puede minimizar.

Todos en nuestro día a día usamos los smartphones, consultamos nuestros emails, whatsapp, Facebook o usamos tablets y pantallas de ordenador ¿cuantas horas? Confesarlo, muchas. Esto afecta a nuestra visión, sobre todo por la emisión de estos aparatos de luz azul, muy peligrosa para la retina. Pero ¿y nuestros hijos, están exentos de ello? pues no. Hoy día los padres hacemos mucho uso de estas tecnologías para entretener a nuestros hijos, todos los niños se saben de memoria las canciones de Los Cantajuegos, ven Pepppa Pig, Dora, se descargan juegos.... lo hacemos para entretenerlos, para que coman mejor mientras los ven, para que aprendan inglés, en los viajes en coche, tanto lo hacemos que muchos niños hoy día están más acostumbrados a jugar en solitario con estos aparatejos, que a salir a la calle a correr. Pues si para nuestro ojo maduro esto es seriamente lesivo, imaginaros para un niño con su sistema visual aun en formación. Tan serio es el tema, que en algunos países asiáticos donde el uso de la tecnología está mucho más generalizado que aquí, están empezando a instaurarse multas cuantiosas a los padres que dejen usar estas tecnologías a los menores de dos años. ¿Qué efecto puede tener a la larga esto en nuestros hijos que están rodeados de esta tecnología desde su más tierna infancia? Pues no se sabe porque no hay experiencia de ello, nuestros padres y hoy ya abuelos no estaban sometidos a ello en ninguna medida, pero se presupone que nada bueno.

Os dejo algunos consejos para intentar minimizar los riesgos del uso abusivo de este tipo de tecnología:
-Lo primero sería usar tablets, smartphones, ordenadores... el menor tiempo posible, sobre todo en menores de dos años. Pero como somos realistas y sabemos que nuestro modo de vida nos hace tener que usarlos a diario seguir leyendo el resto de recomendaciones.

-Colocar un filtro sobre la pantalla de estos dispositivos que absorba la luz azul o luz de onda corta. Esta luz afecta a nuestra retina produciendo muerte celular en la misma y dañándola muchas veces de forma irreversible en el tiempo. Estos filtros se llaman Reticare, es una marca registrada, como veis en su web lo que hacen es absorber este tipo de luz y minimizar el daño en nuestros ojos. En su web viene donde los podéis comprar (directamente a ellos o en Carrefour, Mediamarkt....). Nosotros lo hemos hecho en Mediamarkt por internet porque te los traen a la tienda que elijas sin coste.

-No ver la pantalla en penumbra, porque en penumbra la pupila está más dilatada y este tipo de luz dañina entra en nuestros ojos con más facilidad. Así que abrir ventanas que entre en la habitación luz natural o encender luces si miráis estos aparatos por la noche.

-La distancia a la que se vean estos dispositivos, ejemplo cuando ponéis dibujos a vuestros hijos, debe de ser lo más lejana posible, para que los músculos intraoculares no hagan tanta fuerza y así evitar futuras miopías. Así que ya sabéis nada de dejar al niño horas solo con el ipad en el regazo.

Mi amigo me puso un ejemplo que me llamó mucho la atención. Somos conscientes que por el agua se pueden transmitir enfermedades (ejemplo vamos a un país extraño y tomamos agua mineral), que por el aire se pueden transmitir enfermedades (nos podemos mascarilla ante un riesgo de contagio de un virus o alergia), pero sin embargo no somos conscientes de que a través de la luz se pueden transmitir también muchas enfermedades y no cuidamos nuestros ojos. Espero que estos pequeños consejos, que como digo da una mamá que no es experta en el tema, os sirvan para, sin alarmaros, abriros los ojos ante este problema y que intentéis ponerle solución. Os animo a compartirlo y divulgarlo.

4 comentarios :

  1. ¡Está genial! ¡No somos conscientes del valor de nuestros ojos! ¡no los cuidamos nada!

    ResponderEliminar
  2. Es verdad Myriam, yo hasta estos días no he sido consciente de ello. Gracias por pasarte por mi blog!

    ResponderEliminar
  3. Muy buen post. Ha sido revelador y de mucha utilidad. El otro día estuve reflexionando sobre esto porque tengo la sensación de vivir (de que vivimos) de una pantalla a otra y últimamente me duelen los ojos. Voy a mirar lo del filtro. Muchas gracias por compartir!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti por pasarte por mi blog!!

      Eliminar